La prueba CCSE, es el examen de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España, y es uno de los requisitos para quienes deseen obtener la concesión de la nacionalidad española.

La prueba CCSE es uno de los dos exámenes que deben tomar los extranjeros que deseen optar por la nacionalidad del país ibérico, ambas diseñadas y aplicadas por el Instituto Cervantes.

Es importante saber que, además de superar ambas pruebas, el extranjero que desee optar por la nacionalidad española, deberá presentar evidencias de buena conducta cívica e integración en la sociedad española.

 Fundamentos legales de la prueba CCSE en España

La legalidad de esta prueba se encuentra contenida en una orden del Ministerio de Justicia Español, fechada de septiembre de 2016, luego de que, en agosto de ese mismo año, se suscribiera el Acuerdo de Encomienda de Gestión del Ministerio de Justicia para el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España, referido a la tramitación de expedientes de nacionalidad por residencia.

Para la realización de la prueba CCSE 2019, también es necesario acreditar un conocimiento básico de la lengua española, a través de un Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE) nivel A2 o superior.

Por otra parte, el procedimiento de solicitud inicia con el pago de una tasa equivalente a 100 euros, impuesta y pagada al Ministerio de Justicia Español, con lo que recibe el derecho de participar en la prueba, sin que ello guarde relación alguna con el resultado de la misma.

 

Quiénes pueden tomar la prueba CCSE

 

Las dos pruebas que se realizan, están destinadas a los extranjeros que deseen optar por la nacionalidad por residencia.

El artículo 22 del Código Civil Español, establece claramente las condiciones por las que una persona puede optar a la residencia española, es decir, que este artículo establece las limitantes o condiciones legales que permitirán a una persona aplicar o no a la prueba.

Según este estatuto, la primera condición será que la persona tenga al menos 10 años de residencia en España, mientras que para quienes se encuentren en condición de refugiado, 5 años serán suficientes para cumplir con el requisito.

En el caso de ciudadanos cuyas nacionalidades sean de países iberoamericanos, Portugal, Guinea Ecuatorial, Andorra, Filipinas o Sefardíes, la ley solo establece 2 años de residencia para recibir la nacionalidad.

Sin embargo, en algunas condiciones se permitirá la residencia de un año para optar por la solicitud de residencia para las personas que cumplan con alguno de los siguientes requisitos:

 

– A quienes hayan nacido en el territorio español

– A quienes no hayan ejercido la facultad de optar en su momento

– Quienes se encuentren en tutela, acogimiento o guarda de un ciudadano o un organismo español por espacio mínimo de dos años

– A quien se encuentre casado desde al menos un años antes con un ciudadano español, considerando para ello que no puede existir en el plazo de ese tiempo una separación legal o de hecho entre ambos.

– Si es viudo o viuda de un ciudadano español, y antes de su muerte no existió una separación legal de hecho entre ambos

– A quienes hayan nacido fuera de España pero tengo filiación directa de primera o segunda línea, es decir, que tenga padre, madre, abuelo o abuela de nacionalidad española

Este código también aclara algunos puntos que son importantes a la hora de decidir aplicar por la solicitud de nacionalidad por residencia.

Entre ellos, la justificación en el expediente que manejará el Registro Civil, de contar con una buena conducta cívica y un agrado aceptable de integración con la comunidad español, dos temas que, junto al tiempo de residencia, pueden resultar excluyentes a la hora de hacer la solicitud.

 

Conocer la lengua

El tiempo de residencia en el país, es uno de los elementos excluyentes en el caso de querer optar por la solicitud de nacionalidad. Sin embargo, no es el único.

Conforme vaya avanzando en el proceso, el aplicante podrá darse cuenta de los requisitos que debe cumplir, inclusive antes de aplicar por la prueba CCSE 2019.

Tener un conocimiento de la lengua española, es uno de estos requisitos. Y no se trata de un conocimiento superficial, sino de un conocimiento que, aunque sea básico, sea comprobable.

¿Cómo se consigue? Según lo estableció el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, se logra aplicando a una prueba que le otorgará como resultado un Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE), que alcance el nivel A2 o superior.

La normativa de conocimiento de la lengua española, al igual que cualquier otra regla, tiene sus excepciones. No aplica para los menores de 18 años ni para aquellos que han sido declarados con capacidad modificada judicialmente.

También se aceptarán a quienes ya cuenten con algún certificado de español con un nivel mínimo A2, y la prueba no aplicará para los ciudadanos nacidos en algunos países hispanohablantes como Argentina, Chile, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Cuba, El Salvador, México, Guinea Ecuatorial, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Venezuela, Uruguay, República Dominicana, Perú y Puerto Rico.

Algunos certificados académicos oficiales sobre el conocimiento básico de la lengua española, podría ser validados por el Instituto Cervantes, con lo que el solicitante de la nacionalidad quedaría exento de realizar las pruebas de validación del conocimiento del idioma español, y de la obtención del DELE.

Las personas que deseen solicitar la nacionalidad española, no solo deberán acreditar y validar sus conocimientos de la lengua nacional, sino que además deberán poseer un gran conocimiento de la constitución española, así como de su realidad social y cultural.

Estos conocimientos se verán reflejados en la prueba CCSE 2019, que recibe el nombre justamente por ser el diagnóstico de los Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España.

Ambas pruebas han sido designadas como los mecanismos oficiales para la obtención de la nacionalidad, según especifica el Real Decreto del 6 de noviembre de 2015, número 1004/2015, en el que se aprueba el reglamento que vendrá a ser el regulador de las solicitudes de nacionalidad por residencia en España.

Este decreto entró en vigencia en noviembre de 2015 y pasó por un período transitorio que culminó en junio de 2017, con el establecimiento de la aplicación electrónica que permite la aplicación definitiva de ambos requisitos (el DELE y la prueba CCSE), para optar por la nacionalidad.

Cómo es la prueba CCSE 2019

La prueba de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España, consiste en una prueba escrita en la que se evalúan conocimientos básicos sobre la historia, leyes, y aspectos sociales y culturales de España.

El contenido de la prueba CCSE fue definido por el Instituto Cervantes, organismo que también controla su aplicación, una vez que el solicitante cumpla con los requisitos necesarios. La prueba CCSE puede realizarse directamente en el Instituto Cervantes, pero existen otros organismos acreditados por éste, donde puede presentarse el examen.

En 2019 la prueba CCSE está conformada por preguntas cerradas de selección simple, con un mismo puntaje cada una, dedicadas en 60% a preguntas relacionadas con temas sobre la Constitución y la organización territorial y administrativa de España, mientras que el otro 40% corresponde a preguntas sobre la cultura, la sociedad y la historia territorial.

El aplicante deberá responder 25 preguntas en el tiempo especificado para la prueba CCSE, donde encontrará preguntas de verdadero o falso, así como preguntas en las que se plantean tres posibles respuestas, y deberá seleccionar la correcta.

La calificación de la prueba CCSE es prácticamente automática, pues las respuestas incorrectas no reciben puntuación y las correctas reciben 1 punto, siendo necesario aprobar con 15 preguntas correctas de las 25 planteadas, lo que se traduce en que es necesario responder correctamente el 60% de las preguntas para ser considerado “apto” para optar por la nacionalidad por residencia.

La página web del Instituto Cervantes cuenta con un modelo de la prueba CCSE, además como otro material informativo sobre el examen y cualquier duda que pueda surgir.

Entre ellos puede encontrarse también un folleto con cada una de las especificaciones en torno a la prueba CCSE, una guía que puede resultar sumamente útil, un glosario de equivalencias léxicas y el manual general con información, que es posible descargarlo una vez que se ha inscrito para tomar la prueba CCSE.

Este manual cuenta con información general de la prueba CCSE, así como el contenido específico y 300 preguntas clasificadas y tipificadas para la prueba, de la que se seleccionan las preguntas de la prueba de cada año

Cada año se modifican muchas de las preguntas que se encuentran en la prueba CCSE, razón por la que el manual de cada año debe ser revisado en la página web del Instituto Cervantes, donde ya está disponible el manual correspondiente a la prueba CCSE 2019.

Lo que debe saber

Lo primero que debe hacerse para optar por la prueba CCSE, es tener el Diploma de Español como Lengua Extranjera o DELE, sin el cual, no podrá inscribirse para tomar la prueba.

Si no posee este diploma, el mismo Instituto Cervantes y otras instituciones españolas permiten su presentación, para posteriormente acceder a la prueba de Conocimientos Constitucionales.

Para inscribirse en cualquiera de las dos opciones, puede acceder a la página web del Instituto Cervantes y crear una cuenta.

Una vez registrado como usuario, puede iniciar la solicitud de inscripción para la prueba, a través del llenado de una planilla en el que se le solicitarán algunos datos, incluyendo el instituto donde presentará la prueba.

También deberá realizar el pago correspondiente al derecho de presentación de la prueba, que se hace a través de la misma página web del Instituto Cervantes.

Al momento de presentar la prueba, es imprescindible que presentes el comprobante de pago del derecho de prueba, así como el documento original con el que te inscribiste en el sistema, bien sea pasaporte, DNI o NIE.

La prueba CCSE puede presentarse en cualquier momento del año, específicamente el último jueves de cada mes, exceptuando los meses de agosto y diciembre.

Las pruebas dan inicio a las 18:00 horas y se extiende por un tiempo máximo de 45 minutos. Es imprescindible llegar un poco antes de la hora pautada, para presentar la documentación sin presiones y ubicarse para la presentación de la prueba.

Si no logra pasar la prueba en el primer intento, el monto cancelado para el derecho de presentación, le permite aplicar una segunda vez en un tiempo que no exceda los 18 meses.

 

Importante saberlo

Una vez que decida cuál será el centro en el que va a aplicar la prueba, debe tomar en consideración que este examen se lleva a cabo el último jueves de cada mes, exactamente a las 18.00 horas, pero para llegar a tiempo debe tomar en cuenta el huso horario del instituto, colegio o centro en el que se llevará a cabo la prueba.

Esto es importante verificarlo, para evitar contratiempos, especialmente si el sitio en el que va a presentar la prueba CCSE no es su lugar de residencia.

Otro punto que no debe olvidarse, es que quien va a presentar la prueba debe estar en el sitio de la misma al menos con media hora de anticipación, para permitir la verificación de sus datos sin que esto interfiera la hora de entrada para la presentación de la prueba CCSE.

Los documentos que presente en el momento del examen, deben ser los mismos con los que se inscribió en el sistema al momento de aplicar por la misma. Si los datos de la solicitud y los que presenta en el momento de la prueba CCSE no son los mismos, no se le permitirá la presentación de la misma,

Por otra parte, estos documentos deben estar vigentes. Los documentos vencidos no serán aceptados, inclusive si los mismos perdieron vigencia entre la fecha de inscripción y la fecha de presentación de la prueba CCSE.

Cada año, el Instituto Cervantes incluye en su página web el calendario con las fechas específicas de presentación de la prueba CCSE, que es prudente verificar antes de tomarla.

En cuanto a los resultados de la prueba, el Instituto Cervantes ofrece los resultados 20 días después de su realización, y la forma de verificarlos puede ser a través de la página web del Instituto, especialmente a través del acceso creado a la hora de inscribirse para tomar la prueba.

Los aplicantes de la prueba CCSE pueden descargar un documento de certificación electrónica de la nota, que cuenta además con un código seguro de verificación, que asegura la veracidad o autenticidad del mismo, y que es útil tanto para los organismos receptores del documento como para la tranquilidad del propio candidato.

En caso de que exista algún reclamo o disconformidad con los resultados de su prueba, se puede hacer la solicitud de una revisión al Instituto Cervantes, haciendo uso para ello de los canales establecidos en la página web del Instituto o en el espacio privado al que se ha accedido para la presentación de la misma.

En cuanto a las personas que cuenten con algún tipo de problema o discapacidad que les impida la movilización hasta el sitio de presentación de la prueba CCSE, el Instituto Cervantes facilita el acceso, para que puedan optar por la presentación de la misma, para lo que el interesado debe presentar alguna documentación especial requerida.

Los euros que se pagan por la inscripción de la prueba, incluyen además el derecho a la presentación de la prueba, la emisión del certificado con la calificación de la misma y el acceso a todos los materiales oficiales que el Instituto Cervantes ha preparado para la formación de quienes van a presentar la prueba CCSE.

 

Investigue muy bien

Es importante tomar en consideración que existen varios centros educativos especializados, acreditados por el Instituto Cervantes, tanto para ser centros de presentación de la prueba CCSE, como para ofrecer preparación para la misma.

Sin embargo, al momento de inscribirse es recomendable investigar cuáles son los centros formales autorizados, para evitar cualquier contratiempo.

En el pasado se han presentado casos en los que algunos institutos o centros educativos han ofrecido servicios como mediadores para facilitar la preparación o presentación de la prueba CCSE, estafando a quienes caigan en la trampa.

Por ello lo ideal es dirigirse directamente al Instituto Cervantes y, si no va a presentarlo allí, al menos enterarse de primera mano cuáles son los centros autorizados para tal fin.

Los resultados positivos de la prueba CCSE, es uno de los más importantes pasos para optar por la nacionalidad española por residencia, sumado a otro grupo de documentos legales que deberá presentar de manera formal ante los organismos españoles competentes.

Translate »