Identificación personal y trámites administrativos

En lo que se refiere a la identidad de las personas en España, éstas tienen un nombre (que puede ser simple o compuesto) y dos apellidos, que corresponden el primero al primer apellido del padre y el segundo al primer apellido de la madre, excepto que los padres decidan otro orden o que la persona decida cambiar alguno de los datos cuando es mayor de edad.

DNI-3.0-español-630x413Los documentos identificativos más importantes en España son el DNI (Documento Nacional de Identidad), obligatorio para los españoles mayores de 14 años que actualmente contiene una letra al final de una serie de números, y que sirve también como Número de Identificación Fiscal (NIF); el pasaporte, documento oficial español que se expide para poder viajar a países a los que no se puede entrar solo con el DNI (con el DNI se pueden visitar: países de la UE y Andorra, Bosnia y Herzegovina, Georgia, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Montenegro, Noruega, San Marino, Santa Sede, Serbia y Suiza); el libro de familia, que es el documento que se otorga a un matrimonio al casarse y en el que además de los cónyuges se incluyen los hijos que pueda tener la familia; número de seguridad social, que es el que se asigna a una persona cuando empieza a trabajar, cotizando por ello en la Seguridad Social; tarjeta sanitaria, que es la que identifica a una persona para ser atendida en la Sanidad pública española; carné de conducir (el carné que una persona mayor de 18 años debe obtener después de pasar un examen, para poder conducir legalmente vehículos por vías públicas en España).

En los documentos oficiales, se requieren normalmente los siguientes datos: nombre y apellidos; DNI (en el caso de los extranjeros NIE – Número de Identidad de Extranjero, o pasaporte); sexo (hombre-H o mujer-M); domicilio (dirección donde vive una persona, que incluye calle, número de portal, piso y puerta, código postal o CP, localidad y provincia); y lugar y fecha de nacimiento, que se expresa con la forma: dd/m/aaaa (que significa día, mes y año); teléfono y, cada vez más, correo electrónico de contacto.

Los extranjeros que quieran residir en España, en los supuestos que contempla la legislación, deben realizar los trámites necesarios para obtener la tarjeta de residencia (el NIE). En el caso de que quieran obtener la nacionalidad española, en determinados supuestos, deben realizar todos los trámites establecidos, con los que finalmente, en el caso de que el expediente sea favorable, obtendrían el DNI.

Para gestionar asuntos de identificación personal y trámites en España actúan distintas instancias del Ministerio de Justicia (por ejemplo, Registro Civil, trámites de nacionalidad) y del Ministerio del Interior (por ejemplo, Policía Nacional para la expedición de DNI y pasaporte), Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas (tarjeta sanitaria) o Seguridad Social (número de la Seguridad Social), etc.

La unidad familiar

En España, los matrimonios pueden ser religiosos o civiles. El matrimonio sigue siendo la opción que eligen la mayoría de las parejas españolas, pero el registro como pareja de hecho es una alternativa para muchos ciudadanos. Una unión de hecho es una unión estable de dos personas que conviven de forma libre, pública y notoria, y entre las que existe un vínculo afectivo similar al de un matrimonio.

Las familias pueden ser monoparentales (cuando solo hay una persona al frente de la misma, pudiendo ser la madre o el padre); familia formada por una pareja sin hijos o con menos de dos; o familia numerosa, cuando una pareja tiene tres o más hijos. En España, según datos del INE 2015, el tamaño medio de hogar es de 2,51.

En España se permite la unión de dos personas de distinto o el mismo sexo, así como el divorcio (la duración media de los matrimonios en España según datos del INE es de 15,5 años). En el caso del divorcio, se establecen también sus efectos, tanto en el tema de la custodia de hijos (paulatinamente va creciendo la custodia compartida entre ambos cónyuges, frente a la tendencia mayoritaria que concede la custodia a la madre), como en el tema de responsabilidades económicas de ambos.

Ya en la Constitución española se dice, en el artículo 39, que los poderes públicos deben asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia, por lo que se han establecido permisos laborales (como la baja maternal de 16 semanas, el permiso de lactancia, el permiso de paternidad, o la posibilidad de reducción de la jornada de trabajo por estar al cargo de hijos menores), o ayudas fiscales a las familias (como desgravación por hijos en la declaración de IRPF y otros incentivos nacionales y autonómicos).

La vivienda

En España las opciones de alojamiento son diferentes, dependiendo de su localización (zona urbana o zona rural) y de la situación económica de las personas. El tipo de vivienda más popular es el piso en un edificio de viviendas (se calcula que el 50% de los españoles vive en un piso y no en una casa unifamiliar), lo que hace que España sea uno de los países europeos con un mayor índice de personas que viven en un edificio de viviendas. Otra modalidad de vivienda que está aumentando con las nuevas urbanizaciones es el dúplex o vivienda unifamiliar de dos pisos, adosada a otras viviendas, con servicios comunes.

Otro de los datos característicos de la vivienda en España es el porcentaje de propiedad de las viviendas. Se calcula que alrededor del 70 % de los españoles es propietario de la vivienda, y que el 55% está pagando una hipoteca, o préstamo para comprarla. Por otro lado, el porcentaje de españoles que alquilan la vivienda se acerca al 15 %.

En la oferta de compra, existen viviendas de protección oficial (tipo de vivienda que tiene un precio limitado y generalmente subvencionada por la Administración local o autonómica). Tradicionalmente, ha sido una de las maneras más comunes de acceso a la compra de vivienda por parte de las personas que no disponían de los recursos económicos necesarios en el mercado libre. Por otro lado, la Administración también ha concedido tradicionalmente desgravaciones en la declaración del IRPF en el caso de compra de viviendas o de alquiler.

En lo que se refiere a las normas básicas de comportamiento social en las comunidades de vecinos, se pueden señalar las siguientes: respetar lo que se haya establecido en la comunidad; contribuir a los gastos de la comunidad; no perturbar a los demás vecinos con ruidos molestos, sobre todo a partir de las 22:00; cuidar y preservar los espacios comunes.

Animales domésticos

En España es común tener animales domésticos en casa (en su mayoría, perros, gatos y pájaros). En el caso de los perros, la mayor parte de las veces se trata de tener un animal de compañía en casa, aunque también se compran para cuidar las casas en el campo; para acompañar a las personas invidentes; para cazar.

Por otro lado, no siempre se compran animales, sino que también se producen adopciones de animales que han sido abandonados por sus dueños. En este sentido, se están tomando medidas para evitar el abandono de animales, como incrementar la obligatoriedad del chip de identificación de los animales, la formación sobre mascotas, etc.

En España, la legislación sobre los animales domésticos corresponde a las comunidades autónomas, pero se puede decir que las principales obligaciones de los propietarios de mascotas (perros, en su mayoría) son: registrar a la mascota en el ayuntamiento local e identificarla convenientemente (mediante microchip electrónico); mantenerla en un estado de salud óptimo, tanto por el bien del animal, como también por el de la familia que lo acoge; vacunarla y llevarla a revisiones periódicas; recoger cualquier excremento que la mascota haya podido depositar en las vías públicas (también en los jardines); respetar las medidas de seguridad obligatorias en las vías públicas (correa, bozal, etc.) y tener asegurada la mascota, de acuerdo con las normas que se establezcan.

Comidas y bebidas

De acuerdo con la definición académica, gastronomía es el arte de preparar una buena comida. En ese sentido, la gastronomía de España es una forma muy variada de preparar platos, que se ve enriquecida por las aportaciones de las diversas regiones que componen el país, fruto de muchas culturas, y de distintos paisajes y climas.

Fue durante mucho tiempo desconocida en Europa, y es entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX cuando cobra una identidad nacional, fundamentada en los diferentes platos y técnicas culinarias propias, que recoge en el siglo XXI reconocimiento y premios internacionales. Son grandes cocineros españoles, entre otros, los catalanes Ferran Adrià, Carme Ruscalleda y los hermanos Roca; los vascos Juan Mari Arzak, Pedro Subijana y Martín Berasategui, el asturiano José Andrés (José Ramón Andrés Cuesta) y los madrileños David Muñoz y Paco Roncero.

Algunas de las comidas o bebidas españolas con proyección internacional son la paella, la tortilla de patatas, los churros, el gazpacho o la sangría. Por otro lado, también se pueden señalar los siguientes productos típicos: aceite, productos como frutas y verduras, marisco y pescado, ibéricos (jamón, lomo, chorizo); dulces como turrón y mazapanes; bebidas como vinos, cava y sidra; etc.

Las regiones más conocidas de las que son típicas los distintos productos —y que tienen numerosas denominación de origen (D.O.) en muchos casos— son: La Rioja, Ribera del Duero y Jerez para los vinos; Principado de Asturias, para la sidra; Cataluña, para los cavas; Andalucía y Castilla-La Mancha, para el aceite; Extremadura, Andalucía y Castilla y León, para los productos ibéricos.

Una de las características principales de la gastronomía española es la importancia del aperitivo, o muestra de gastronomía que se toma en bares y restaurantes antes de comer y que, dependiendo de su tamaño, presentación u origen, recibe distintos nombres: tapa, banderilla o pincho, ración…

Los horarios de las comidas en España son distintos en función de los días de la semana y las costumbres de cada familia, pero se podría decir que el desayuno es de 7:30 a 8:30, la comida
de 14:00 a 15:30 y la cena de 21:00 a 22:00 horas.

En lo que se refiere a los establecimientos públicos (bares y restaurantes), una persona puede elegir una ración; un plato combinado (suele contener ensalada, patatas fritas y carne/pescado/ huevos); un menú del día (tres platos entre una selección fija, con pan, bebida y postre); o comer a la carta (el cliente elige cualquier plato de la carta). En cada caso el precio y la presentación varían.

Otro de los aspectos que se deben tener en cuenta en cuanto a los alimentos y bebidas, es su fecha de consumo preferente (fecha en la que el producto se debería consumir, para tener las propiedades que se esperan de dicho producto), y la fecha de caducidad (la fecha límite en la que se debe consumir un producto, para evitar consumirlo deteriorado). Por otro lado, los alimentos pueden presentarse frescos, envasados en conservas o congelados.

Calendario: días festivos y horarios

Cuando se habla de calendario en España, se distingue normalmente entre el calendario escolar (comienza en septiembre y termina en el mes de junio), el calendario laboral, que incluye las fiestas nacionales, autonómicas y locales, tanto civiles, como religiosas, que comienza en enero y termina en diciembre de cada año.

Las principales fiestas de España en 2015 son: 1 de enero (Año Nuevo), Viernes Santo, 1 de mayo (Fiesta del Trabajo), 15 de agosto (Asunción de la Virgen), 12 de octubre (Fiesta Nacional de España) y 8 de diciembre (la Inmaculada Concepción).

Por otro lado se establecen una serie de fiestas nacionales que las comunidades autónomas pueden sustituir por fiestas autonómicas: 6 de enero (Epifanía del Señor, fiesta de los Reyes Magos); 19 de marzo (San José); Jueves Santo; 25 de julio (Santiago Apóstol, patrón de España); 2 de noviembre
(lunes siguiente a Todos los Santos); 7 de diciembre (lunes siguiente al día de la Constitución española); 25 de diciembre (Natividad del Señor).

Además, cada localidad debe determinar dos días adicionales de fiesta oficial.

En España, los períodos vacacionales más comunes, que coinciden con las vacaciones escolares, son las Navidades (del 24 de diciembre al 6 de enero), la Semana Santa (en torno a finales del mes de marzo o principios de abril), y el verano (entre los meses de julio y agosto).

España tiene el horario GMT/UTC + 1 hora en invierno o + 2 horas en verano, excepto en Canarias, que tiene una hora menos. Dependiendo de los establecimientos, los horarios pueden variar y así los centros educativos tienen en general un horario de 9:00 a 17:00 horas de lunes a viernes, con una pausa para comida; los comercios minoristas, y establecimientos como los estancos y las farmacias, abren de lunes a sábado (algunos establecimientos cierran por la tarde del sábado) y tienen un horario aproximado de 10:00 a 20:00 horas, con una pausa para la comida (excepto en el caso de farmacias con horario continuado y las farmacias de guardia, que permanecen abiertas en horarios complementarios a las demás, para asegurar una atención de 24 horas). Estos horarios pueden variar entre el invierno y el verano, para dar una mayor atención a todos.

Educación y cultura

La educación en España está actualmente regulada por la Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada en mayo de 2006, modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Los principales objetivos que persigue la reforma que propone la LOMCE son reducir la tasa de abandono temprano de la educación; mejorar los resultados educativos de acuerdo con criterios internacionales; mejorar la empleabilidad; y estimular el espíritu emprendedor de los estudiantes. Los principios sobre los cuales pivota la reforma son, fundamentalmente, el aumento de la autonomía de centros; el refuerzo de la capacidad de gestión de la dirección de los centros; las evaluaciones externas de fin de etapa; la racionalización de la oferta educativa y la flexibilización de las trayectorias.

La educación es un derecho constitucional de los ciudadanos y es obligatoria y gratuita desde los 6 hasta los 16 años de edad, lo que se denomina enseñanza básica. La educación es una competencia de las comunidades autónomas, pero corresponde al Gobierno español establecer las leyes marco sobre la materia.

La educación básica se organiza en educación primaria (que comprende 6 cursos, entre los 6 y los 12 años, aproximadamente); y educación secundaria obligatoria (que comprende 4 cursos, entre los 12 y los 16 años aproximadamente). La educación en esos cursos es gratuita en las instituciones públicas educativas, con excepción de la compra de libros y materiales educativos (se pueden recibir becas para esos conceptos).

Además de la educación básica, la LOE organiza la educación infantil, la educación secundaria postobligatoria, las enseñanzas artísticas, las enseñanzas deportivas, las enseñanzas de idiomas y la educación de adultos y a distancia, dentro del concepto de aprendizaje a lo largo de la vida promovido por el Consejo de Europa. Asimismo, recoge los aspectos referidos a la organización y funcionamiento de los centros, mediante el impulso de su autonomía organizativa, y la regulación de las competencias de los consejos escolares y del claustro de profesores. La LOE también promueve la colaboración entre la familia y la escuela, fomentando una mayor participación y responsabilidad de los alumnos y de los padres en la gestión de los centros.

Además de los centros públicos (centros laicos, financiados y gestionados por los poderes públicos, tienen plazas limitadas y para acceder a ellos hay que cumplir una serie de requisitos establecidos, como cercanía de la vivienda, etc.) en España existen centros concertados (centros privados, en su mayoría religiosos, subvencionados en gran medida por los poderes públicos, en el tramo de educación básica. Tienen libertad de gestión con una adaptación a ciertos condicionantes establecidos por el Gobierno como límite de alumnos por clase, fechas, admisiones etc. Financian parte de su oferta con las subvenciones y otra con los pagos de los padres), y centros privados (centros educativos privados financiados exclusivamente por los padres de los alumnos. Tienen completa libertad de gestión y cierta libertad de currículum, dentro de los límites establecidos por la normativa vigente).

Se pueden distinguir los siguientes tipos de centros educativos: guarderías (centro especializado en atender a los menores de 3 años); escuelas infantiles; colegios públicos o privados (que pueden ofrecer las distintas fases de la educación primaria y secundaria, y en algunos casos también bachillerato); institutos de educación secundaria (centros educativos públicos en los que se ofrece toda la enseñanza secundaria obligatoria entre los 12 y los 16 años y la no obligatoria o bachillerato, así como cursos de formación profesional y otros programas de educación compensatoria); centros de formación profesional; centros de educación de adultos, universidades públicas y privadas. Los adultos tienen también espacio en el sistema educativo español, y se prevén, además de los centros de educación para personas adultas, las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años.

Finalmente, en lo que se refiere al sistema de becas que ofrece el sistema educativo español, unas se conceden, en general, para las distintas etapas o tipos de enseñanza (infantil; primaria y secundaria; bachillerato; formación profesional; enseñanzas artísticas y deportivas; idiomas;

estudios religiosos y militares; para estudiar en la Universidad), y otras para ayudar en los gastos derivados de la escolarización (por ejemplo, apoyo educativo; compra de texto y material didáctico; servicio de comedor escolar o transporte escolar). En lo que se refiere a homologaciones, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte MECD ofrece un servicio en el que se puede solicitar la homologación o la convalidación de los títulos no universitarios obtenidos en el extranjero. Las comunidades autónomas de Galicia, Cataluña y País Vasco tienen competencia en materia de homologación de estudios.

En el esquema del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España que aparece al final de este apartado, se pueden observar los tipos de titulaciones que pueden obtener los alumnos en cada etapa del sistema educativo.

Por otro lado, las bibliotecas (que tienen acceso gratuito), los museos y los centros culturales públicos completan la gama de servicios públicos que facilitan el acceso a la educación y la cultura para la población residente en España. Las bibliotecas públicas ofrecen servicios como consulta de catálogo y préstamo de libros; videoteca, sala de ordenadores, conexión wifi, lugar de estudio, etc. Los museos y centros culturales también ofrecen un gran catálogo de servicios, con páginas web en las que se accede a visitas virtuales, visitas guiadas, talleres, etc.

Salud

El Sistema Nacional de Salud es el conjunto de servicios sanitarios de España que, de acuerdo con la ley, son responsabilidad de los poderes públicos. Conforme al principio de descentralización promulgado por la Constitución, la competencia en materia sanitaria está coordinada conjuntamente por la Administración Central, a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y los servicios de salud de cada una de las comunidades autónomas (la financiación de la Sanidad Pública en España es responsabilidad de las comunidades autónomas, según los acuerdos de transferencias y el actual sistema de financiación autonómica). Corresponde al Ministerio de Sanidad la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de salud, de planificación y asistencia sanitaria y de consumo, así como el ejercicio de las competencias de la Administración General del Estado para asegurar a los ciudadanos el derecho a la protección de la salud.

Dentro de los establecimientos sanitarios cabe destacar el centro de salud (centro que posibilita el desarrollo de una atención primaria de salud: médicos y pediatras prestan servicios de prevención y promoción de la salud, diagnóstico o tratamiento básicos, con la participación de enfermeros y profesionales no sanitarios); centro especializado (aquellos centros donde diferentes profesionales sanitarios ejercen sus respectivas actividades atendiendo a pacientes con unas determinadas patologías o de un determinado grupo de edad o con características comunes); hospital (establecimiento sanitario que se utiliza tanto para el internamiento clínico de un paciente, como de la asistencia especializada, especialmente cirugía, y complementaria que se requiera). El sistema sanitario se complementa con el servicio de urgencias que prestan los hospitales, así como la asistencia médica domiciliaria, en el caso de que la salud del paciente así lo requiera.

El procedimiento del sistema sanitario público en general establece una solicitud de cita previa para la que es necesaria la tarjeta sanitaria (se puede realizar presencialmente, por teléfono, o por Internet, excepto que se trate de una urgencia), así como la prescripción del médico de familia tanto del tratamiento, mediante recetas, o la derivación a médicos especialistas.

Dentro de la asistencia sanitaria también se deben señalar las continuas campañas de formación y de prevención (por ejemplo a través de campañas de vacunación), así como la financiación progresiva de determinados medicamentos para los tratamientos, en función de la edad.

Se debe destacar el alto grado de donación de órganos en España (España mantiene un año más su liderazgo mundial), lo que ha conllevado una especialización en la gestión de trasplantes de órganos. De hecho la Organización Nacional de Trasplantes recibió en 2010 el Premio Príncipe de Asturias y en 2013 fue nombrada Embajador Honorario en Acción Social de Marca España por su importante contribución.

Servicios sociales y programas de ayuda y Seguridad

Corresponde al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de cohesión e inclusión social, de familia, de protección del menor y de atención a las personas dependientes o con discapacidad y de igualdad, así como de lucha contra toda clase de discriminación y contra la violencia de género. En lo que se refiere a las ayudas sociales, complementarias a otro tipo de medidas que ofrece el Estado a través de la Seguridad Social (pensión por viudedad, por orfandad o por incapacidad laboral permanente), las distintas comunidades autónomas, junto con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ofrecen una serie de ayudas en distintos ámbitos, entre ellos: familia, infancia, juventud o mayores de 65 años (para este colectivo, además de las ayudas para la atención a dependientes, se ofrecen medidas tales como una mayor reducción en el precio de los medicamentos recetados en el Sistema Público de Salud; en el precio del transporte público, de los espectáculos y de los museos, etc., así como acceso a los viajes promovidos por el IMSERSO, que tienen condiciones especiales).

En esta labor, colaboran una serie de organizaciones no gubernamentales, como Cáritas, Cruz Roja o la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) que combinan distintos tipos de atención social, económica o sanitaria de amplia representación.

Por otro lado, organizaciones como ONCE o CERMI colaboran en la atención y defensa de los derechos de las personas con distintos tipos de discapacidad, no solo en España, sino internacionalmente (la Organización Nacional de Ciegos Españoles fue premiada por su labor internacional con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en el año 2013).

Se debe señalar que España fue el primer país del mundo en cumplir con el mandato dispuesto en el artículo 35 de la Convención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en 2010. En este mismo sentido, el Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED) tiene una función fundamental, como instrumento técnico que la Administración General del Estado, a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad pone al servicio de las Administraciones Públicas, las universidades y el sector servicios, para la sistematización, generación y difusión de información relacionada con el ámbito de la discapacidad, con el fin de mejorar cada día la situación en España de las personas que presentan cualquier tipo de discapacidad.

Finalmente, en lo que se refiere a Seguridad, además de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, las distintas comunidades autónomas y la Administración central son responsables de la protección civil y emergencias en España. En concreto, y dependiendo del Ministerio del Interior, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias tiene, entre otras funciones, la de preparar planes estatales de protección civil.

El número de teléfono 112 es el de asistencia al ciudadano ante cualquier tipo de emergencia (sanitaria, de extinción de incendios y salvamento o seguridad ciudadana) en la Unión Europea (en 2008 se dispuso el 112 como número de emergencias en los 28 Estados miembros de la Unión Europea ese año y en otros 18 países del entorno).

En España, el teléfono 112 es prioritario, gratuito y exclusivo para la comunicación de situaciones de emergencia, aunque también pueden comunicarse a los teléfonos específicos de cada cuerpo de seguridad o atención sanitaria. En el caso de una comunicación de emergencia, se coordinan los recursos sanitarios, policiales (policías locales, autonómicos, si procede, el Cuerpo Nacional de Policía, y la Guardia Civil), de extinción de incendios, de rescate y de protección civil que correspondan, con el fin de atender las distintas emergencias, de manera aislada o en conjunto. Los centros de atención de llamadas del 112 en España dependen de las comunidades autónomas, de acuerdo con las directrices de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.

Medios de comunicación e información

En la actualidad, los medios de comunicación cubren una importante función social (cultural y política) en España, que progresivamente va cambiando su forma de comunicarse (cada vez es mayor su presencia en Internet y redes sociales, así como la interacción con los espectadores).

En lo que se refiere a televisión, se pueden distinguir los siguientes operadores principales con emisión nacional:

• Canales públicos. Corporación RTVE: La 1 (generalista), La 2 (cultural), Clan TVE (infantil), 24 horas (noticias) y Teledeporte (deportes).

• Canales privados: Grupo Antena 3; Mediaset España; Veo Televisión; Sociedad Gestora de Televisión Net TV; una única plataforma de televisión digital por satélite (Canal+), plataformas de televisión por ADSL (IPTV) y fibra óptica (Movistar TV, Orange TV y Jazzbox); plataformas de cable regionales (Euskaltel – R – TeleCable), y una con alcance prácticamente nacional, Ono. Además se ofrecen canales temáticos (como FOX, Canal Cocina o Canal+ 1), que emiten en las diferentes plataformas de televisión digital (cable, ADSL, satélite o TDT)

Por otro lado, existen cadenas autonómicas de televisión pública, como Canal Sur (Andalucía), ETB Euskal Telebista (País Vasco), Telemadrid (comunidad autónoma de Madrid). TV3 Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (Cataluña), TVG Compañía de Radio Televisión de Galicia, y numerosas cadenas o emisoras locales.

En lo que se refiere a medios de comunicación escrita, cada vez con mayor presencia en Internet, se pueden distinguir entre medios nacionales (como ABC, El Mundo, El País, El Periódico, La Razón, La Vanguardia); regionales (como El Correo, La Voz de Galicia); deportivos (como As, Marca), económicos (como Cinco Días, Expansión), etc. La radio tiene todavía una gran presencia en España. La cadena pública es Radio Nacional, y entre las privadas con mayor audiencia están la COPE, Onda Cero, Punto Radio, la SER.

De acuerdo con los datos del INE (España en cifras 2015), el 74,4 % de los hogares tienen acceso a Internet y el 73% se conecta a Internet a través de banda ancha (ADSL, red de cable…) Por primera vez hay más usuarios de Internet (76,2%) que de ordenador (73.3%), dado que cada vez más se accede a Internet a través del teléfono móvil. Otro dato importante es que el 67,1% de los usuarios de Internet participa en redes sociales de carácter general (Facebook, Twitter, Tuenti).

Cada vez más españoles hacen gestiones a través de Internet, por ejemplo, solicitud de citas previas para atención sanitaria, pago de facturas, gestiones en los bancos, comercio electrónico, etc.

Compras

Unidades de medida

El sistema legal de unidades de medida vigente en España es el Sistema Internacional de Unidades (SI) adoptado por la Conferencia General de Pesas y Medidas (CGPM) y vigente en la Unión Europea.

Screen Shot 2015-10-08 at 4.12.12 PM

Por otro lado, se debe tener en cuenta el sistema de medidas de ropa (tallas) y de calzado (número), en el que se está tratando de normalizar el tallaje, dado que no hay uniformidad entre las distintas firmas (existe una norma para los tejidos, UNE-EN 13402, y otra norma para el calzado, UNE 59850:1998).

Horarios comerciales

Buena parte de las tiendas pequeñas abren de 10.00 a 14.00 h y de 17.00 a 20.00 h de lunes a sábado aunque estos horarios pueden ampliarse, sobre todo en verano, y llegar hasta las 22.30 h. Muchos centros comerciales abren ininterrumpidamente de 10:00 a 22:00 todos los días y los primeros domingos de mes (en algunas comunidades autónomas no está permitido).

Normativa de comercio

En España, la legislación de consumidores y usuarios parte del artículo 51 de la Constitución es- pañola, en el que se dice que los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legítimos intereses económicos de los mismos. La normativa en vigor de protección de consumidores y usuarios es el Real Decreto Legislativo 1/2007, modificado el 27 de marzo de 2014 (en vigor desde el 13 de junio). El cambio fue motivado por la necesidad de adoptar la Directiva Europea sobre Derechos del Consumidor. La competencia de defensa de los consumidores y usuarios es compartida entre los poderes públicos locales, autonómicos y centrales.

Entre los aspectos relativos a la normativa de los comercios, se encuentran las medidas relativas al etiquetado (fecha de caducidad, precio antes y después de las rebajas…), a la información que se da al consumidor sobre el producto (productos bancarios, seguros, marcas blancas…), información relativa a la garantía del producto, o las condiciones de cambio, reparación o devolución.

En la Administración central es la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición la que tiene como misión la protección de los consumidores y usuarios desde un único órgano administrativo. Por otro lado, el Consejo de Consumidores y Usuarios, constituido en noviembre de 1991, es el órgano consultivo con representación de las organizaciones de consumidores con más implantación en España para defender los intereses de los consumidores y usuarios e incidir en la toma de decisiones que se adopten por los poderes públicos en relación con la política de consumo.

 

Servicios y espacios públicos

En España existen una serie de espacios públicos que ofrecen servicios a los ciudadanos, como farmacias, correos (servicio de gestión del correo postal), estancos (lugar donde se venden sellos y tabaco), quioscos (lugar donde se venden periódicos, revistas, coleccionables, etc.).

Uno de los establecimientos más utilizados en la vida diaria de una familia es la farmacia, en la que
se proporcionan las medicinas que requieren de receta médica, y especialmente aquellas que cuentan con una subvención por parte de la administración pública. Las farmacias tienen gestión y horarios regulados (deben proveer de un servicio de guardia para garantizar la atención a los ciudadanos de una zona de la ciudad durante las 24 horas del día).

Por otro lado, las ciudades crean cada vez más zonas de recreo y de descanso, especialmente para los niños y personas mayores (parques y jardines) y para los jóvenes (instalaciones deportivas). En estos lugares de actividades de ocio, al aire libre, especialmente, se deben guardar, entre otras, las siguientes normas:

Screen Shot 2015-10-08 at 4.13.34 PM

Además, en parques naturales y espacios protegidos, se deben extremar las precauciones relativas al fuego, dado el alto peligro de incendio de algunas zonas forestales de España, sobre todo en el verano.

Transporte urbano e interurbano en España

En España existe una extensa red de carreteras, autopistas (se debe pagar un peaje para circular por algunas de ellas) y autovías, que recorren el país en todos sus extremos. La mayor parte de ellas comunican con la capital, Madrid, punto tradicional de comunicaciones. La red de carreteras, dependiendo de su importancia y localización, tiene titularidad estatal, autonómica o local. España es uno de los países de Europa con mayor longitud absoluta de vías de gran capacidad (autopistas de peaje, autopistas libres y autovías).

Screen Shot 2015-10-08 at 4.14.13 PM

En los últimos años se ha reducido notablemente el número de accidentes mortales en las carreteras, gracias a la formación y sensibilización de los conductores sobre el control de velocidad (kilómetros/hora); sobre las medidas de seguridad en el coche (cinturón de seguridad, uso de la silla porta bebés); y el control de alcoholemia y otras sustancias. También se ha reforzado la sensibilización de la circulación en moto y en bicicleta, así como la formación para peatones en la ciudad.

Los propietarios de los vehículos deben cumplir una serie de obligaciones, como registrar el coche y matricularlo; tener al día el seguro del coche; superar cuando corresponda las revisiones (Inspección Técnica de Vehículos, ITV); pagar los impuestos anuales; impedir que puedan conducirlos personas sin el carné correspondiente (la edad mínima para conducir coches en España es 18 años). Por otro lado, los conductores deben tener el carné de conducir en vigor, respetar las normas de tráfico y no haber perdido todos los puntos del carné (con lo que se le retiraría el permiso de conducir).

En lo que se refiere al transporte urbano, España presenta un buen sistema combinado de me- dios de transporte público (metro, autobús, tranvía, taxi), que se completa con la red de trenes (de cercanías, y de media y larga distancia), que tiene titularidad estatal y autonómica. RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles) fue la compañía nacional de tren hasta el año 2004 (en cumplimiento de las normativas europeas sobre transporte ferroviario, RENFE se dividió en dos entidades: ADIF, gestor de las infraestructuras ferroviarias españolas, y Renfe Operadora, responsable de la explotación de los ferrocarriles de titularidad pública). España ha desarrollado la más extensa red de alta velocidad de Europa, y la segunda en todo el mundo, solo por detrás de China. Los trenes AVE, ALVIA y ALARIS son los máximos exponentes de esa red.

Principales normas de comportamiento en los transportes públicos:

Screen Shot 2015-10-08 at 4.15.04 PM

En España hay 105 aeropuertos, de ellos 33 son internacionales, en los que operan más de 250 líneas aéreas. Según datos del INE (2013), España ocupa el tercer puesto en la UE en cuanto al transporte aéreo de pasajeros (por detrás de Reino Unido y Alemania) y el quinto en transporte de mercancías por carretera (por detrás de Alemania, Francia, Reino Unido y Polonia).

A continuación se enumeran algunas ciudades que destacan por sus redes de transporte:

• Primeras ciudades con sistema de metro: Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y Alicante.
• Aeropuertos más importantes: Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Málaga y Gran Canaria. • Puertos más importantes: Algeciras, Barcelona, Las Palmas, Bilbao, Valencia y Vigo.

Economía y trabajo

Se considera que la economía de España, en términos absolutos, ocupa la quinta posición en la Unión Europea (UE), y es la número 13 del mundo.

En términos relativos (poder adquisitivo), se encuentra también entre las mayores del mundo (según el FMI ocuparía la posición 16 en 2014, frente a otros indicadores que la sitúan en el puesto número 12). La moneda de España es, desde 2002, el euro.

Screen Shot 2015-10-08 at 4.15.42 PM

Algunas características de la economía de España:

  • Como en la economía de todos los países europeos, el sector terciario o sector servicios es el que tiene un mayor peso. En segundo lugar se sitúa el sector secundario (industria y construcción) y en tercer lugar el primario (agricultura, pesca y ganadería).
  • En lo que se refiere al PIB per cápita, España se sitúa por debajo de la media de la UE (en la UE el PIB per cápita es de 25 100 € y en España es de 23 874 €). Las comunidades con mayor índice por habitante son el País Vasco, la Comunidad Foral de Navarra, la Comunidad de Madrid y Cataluña. Las que presentan menor índice son Melilla, Andalucía y Extremadura.
  • El mercado laboral español se caracteriza por dos problemas estructurales: alto desempleo y alta tasa de temporalidad (en épocas de crisis económica el desempleo supera el 20% de la población activa).Las infraestructuras y las telecomunicaciones; los sectores ferroviario, financiero y textil; y el turismo (España recibió casi 65 millones de turistas internacionales en 2014) son actividades en las que España y sus empresas destacan internacionalmente.
    • En lo que se refiere al turismo, la empresa pública Paradores de Turismo de España, S.A. es una cadena hotelera única en el mundo que contribuye a la integración territorial, a la recuperación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico de España y a la preservación y disfrute de espacios naturales.
    • España importa petróleo y derivados; componentes del automóvil; textiles y confección, etc.; y exporta automóviles; frutas y legumbres; vino, aceite, calzado; medicamentos, etc. La mayoría de las exportaciones y las importaciones de España se realizan con los países de la Unión Europea: Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Portugal.
    • España cuenta con una importante posición en innovación, con desarrollos notables en energías renovables, en biotecnología, en el sector farmacéutico, de transportes y en las pequeñas y medianas industrias tecnológicas.
    • Algunas de las instituciones económicas más importantes de España son el Banco de España, la Bolsa (el IBEX 35 es el índice bursátil más importante de España en el que se in- cluyen las bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao), el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), el Consejo Económico y Social de España (CES) o la Seguridad Social de España.Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en agosto de 2015 eran más de 2 800 000 las empresas españolas inscritas en la Seguridad Social, de las que el 55 % eran trabajadores autónomos, sin asalariados y el 45 % pequeñas y medianas empresas (de 1 a 249 trabajadores).

    Screen Shot 2015-10-08 at 4.17.27 PM

    1. Las microempresas en España estaban 3,6 puntos por encima de la estimación para el conjunto de la UE, mientras que las pequeñas empresas estaban 3 puntos por debajo de la estimación para el conjunto de la UE.Distintos informes internacionales sobre marcas globales sitúan tres marcas españolas entrelas cien más valiosas del mundo: Movistar (su presidente es César Alierta), Grupo Santander (su presidenta es Ana Botín) y Zara (su propietario es Amancio Ortega).La edad mínima para trabajar en España, con algunas excepciones, es de 16 años. De acuerdo con su situación laboral, las personas pueden ser clasificadas como ocupadas (personas que tienen un empleo), paradas o desempleadas; inactivas (personas que pudiendo trabajar no están incluidos en ninguno de dos conceptos anteriores); y jubiladas (personas mayores de 65 años que se han retirado después de haber trabajado). Los empleados que trabajan en la Administración estatal, autonómica o local pueden ser funcionarios o empleados públicos.

      En lo que se refiere a la legislación laboral, destacan el Código Laboral y de la Seguridad Social (última modificación de 31 de julio de 2015) y el Estatuto de los trabajadores. Los convenios colectivos son los acuerdos que se firman entre la empresa y los representantes de los trabajadores (sindicatos) sobre las condiciones laborales. Existe una Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos (CCNCC), en la que están representadas la Administración General del Estado, las Organizaciones Sindicales y las Asociaciones Empresariales más representativas.

      Finalmente, en lo que se refiere a la política fiscal o de pago de impuestos, en España se distinguen entre impuestos directos (se aplican sobre la posesión de un patrimonio y la obtención de una renta, como el IRPF, Impuesto sobre la Renta de no Residentes o el Impuesto de Sociedades) e impuestos indirectos, que se aplican al consumo o por actos de transmisión (como el IVA o los Impuestos Especiales, sobre el alcohol y bebidas alcohólicas, los hidrocarburos, el tabaco o la matriculación de medios de transporte). Anualmente, particulares y empresas deben realizar las correspondientes declaraciones sobre rentas, patrimonio o actividad, con el fin de pagar los correspondientes impuestos al Estado.

      Descargar PDF: Resumen del sistema educativo de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »